¿Cómo elegir entre tragamonedas de alta o baja volatilidad?

Fuente: Casino.org Las máquinas tragamonedas se encuentran entre los juegos más populares de un casino online. Emoción, diversión y, por supuesto, grandes premios se esconden detrás de los símbolos y números de las tragamonedas. Ahora bien, no todas se comportan de igual modo, ya que hay diferencias incluso en la frecuencia con la que dan premios. Aquí vamos a desvelar algunas de sus principales características para que decidas si te interesa más una de alta volatilidad o una de baja.

¿Cómo se programan las máquinas tragamonedas?

Da igual que sean físicas o digitales, ya que en la actualidad los sistemas mecánicos de funcionamiento han dejado paso a las máquinas digitales en prácticamente todos los casos. Por lo tanto, la programación de un sistema de juego de este tipo se lleva a cabo a través de un proceso informático conocido como generador de números aleatorios o RNG por sus siglas en inglés. El RNG de cualquier tragamonedas resulta del todo imprevisible y es uno de los componentes informáticos básicos de un juego de casino como este. Una vez diseñado e implementado, el RNG se dedica a crear combinaciones al azar de números que se traducen en movimientos determinados de los tambores de la máquina, por lo que cada partida tiene las mismas posibilidades de dar premio que cualquier otra. Esto terminó con las máquinas mecánicas que daban un premio después de un determinado número de partidas, lo que llevaba a jugadores expertos a esperar pacientemente a que la máquina estuviese a punto de dar el premio para optimizar su apuesta. Hoy en día, el juego de las tragamonedas es cosa del azar sin la menor duda gracias al generador de números aleatorios.

 ¿Cuál es la probabilidad de ganar en una tragamonedas?

Ahora bien, la implementación del RNG no significa que todas las tragamonedas arrojen las mismas posibilidades de ganar, ya que cada modelo cuenta con una probabilidad determinada. Eso sí, para mayor seguridad, las empresas encargadas de diseñar e implementar los RNG con completamente ajenas a los casinos y, además, están sujetas a grandes medidas de seguridad para evitar estafas de cualquier tipo. Es más, ningún casino se la jugaría en este sentido, ya que toda su credibilidad desaparecería ante la más mínima sospecha. Lo que sí que hay son máquinas de volatilidad alta o baja. Las primeras son aquellas que tienen menores probabilidades de sacar premios a corto plazo, pero que aseguran grandes ganancias en caso de tener suerte. Las de baja volatilidad son lo opuesto, ya que se trata de sistemas que dan premios con mucha frecuencia, aunque estos sean menos cuantiosos. Entonces, la volatilidad es la que determina la probabilidad de ganar en una tragamonedas. Normalmente, los casinos online suelen anunciar el tipo de máquina al que vas a jugar, ya que cada uno aconseja un estilo de juego diferente. La volatilidad es un concepto a tener en cuenta que funciona de forma independiente al RNG, aunque conocerlos no aumenta las posibilidades de ganar. Con esta información solo sabrás el tipo de máquina con el que te vas a divertir para que puedas adaptar tu juego lo máximo posible.

¿Qué es el porcentaje de pago de las tragamonedas o RTP?

Este es otro concepto que puede que hayas pasado por alto acerca de las máquinas tragamonedas y que es importante a la hora de jugar a una máquina slot. En muchas ocasiones, cuando lees la información sobre un determinado juego puedes ver que se acompaña de un tanto por ciento que siempre es inferior al 100 %. Este número te indica el índice de retorno al jugador que tiene un modelo concreto de tragamonedas y, por lo tanto, también muestra de forma indirecta el margen de beneficio del casino. Es decir, si encuentras una tragamonedas que tenga un RTP, siglas del porcentaje de pago, del 90 %, significará que, por ejemplo, de cada dólar apostado el sistema entregará en premios 90 centavos y dejará los diez restantes como el margen de beneficio del casino. Así, cuanto mayor es el RTP más probabilidades hay de ganar, aunque la cantidad final de los premios se determina en relación con la volatilidad de la tragamonedas.

¿Es mejor jugar a máquinas de alta o baja volatilidad?

Es imposible dar una respuesta definitiva, ya que cada tipo de máquina se adapta mejor a diferentes situaciones. Si tienes dudas sobre cuál elegir, puede que un simple consejo te sea de utilidad: si dispones de mucho tiempo para divertirte en las tragamonedas, las de alta volatilidad terminarán dándote mejores premios a largo plazo, pero si solo quieres jugar un par de partidas, las de baja volatilidad pueden darte más premios en poco tiempo. ¿Por qué no lo compruebas por ti mismo jugando a la famosa tragamonedas Thunderstruck II? Por supuesto, el azar impuesto por el RNG está siempre activo, así que puede sucederte de todo en unas máquinas que lo único que te aseguran es diversión a raudales.
Categorías: Consejos de casino
Ideas DIY para montar ... Cinco años de cárcel ...