Cómo convertirte en el rey de las apuestas de fútbol

Fuente: Pixabay Las apuestas deportivas consisten en predicciones. El jugador, basado en conocimientos personales o en análisis de terceros, debe pronosticar qué equipo ganará determinado evento o si el encuentro terminará empatado. O cuántos tantos convertirá un equipo. ¿Habrá anotaciones en la segunda parte? Muchos casinos ofrecen la posibilidad de hacer estas apuestas deportivas. Si uno de los rivales es débil, la casa pagará mayor cantidad de dinero por un resultado inesperado. Eso es música para el oído del apostador con más experiencia, que sabrá anticiparse a la sorpresa. Quizá sea porque vino siguiendo al equipo más humilde desde semanas anteriores, y sabe que está motivado y con una racha ganadora, aunque no forme parte de los ganadores históricos. O porque el apostador simplemente podría tener un golpe de suerte. Sea como fuere, al final del choque se reparten las ganancias. Por otro lado, las apuestas en vivo introducen un elemento extra: puedes apostar mientras se está jugando un partido. Si hablamos de fútbol, el deporte más popular del mundo, puedes apostar, por ejemplo, si determinado jugador convertirá el penal que le acaban de cometer. Desde ya, tu pálpito podría no ser el correcto. Al fin y al cabo, en toda apuesta hay una buena dosis de azar. Sin embargo, si sigues esta serie de consejos y trucos, mejorarás tus posibilidades de terminar el partido con una gran sonrisa triunfadora.

Investiga primero

Nunca apuestes basado en una intuición o en si eres aficionado de determinado equipo. Investiga cómo se movió el mercado de pases, qué estrellas llegaron o se fueron. Revisa qué equipo tiene una defensa sólida, qué equipo tiene delanteros que siempre convierten. Así, no solo sabrás quién ganará, sino que incluso podrás predecir un resultado específico. Es fundamental que analices todos los detalles del partido anterior de los equipos que se van a enfrentar. Así, podrás saber si el "Kun" Agüero se lesionó o recibió una tarjeta roja en la última disputa del Manchester City. Ese tipo de lesiones suelen reducir el poder ofensivo de un equipo.

Mira partidos

Si sigues los partidos de los equipos de la liga en la que apostarás, estarás en mejores condiciones de predecir lo impredecible. Es decir, de saber cuándo la Cenicienta le dará una buena lección al equipo más poderoso. Y cuando se trate de apuestas en vivo, mirar el partido es directamente fundamental. De otra forma, no estarás enterado de los cambios en las circunstancias, o del esquema de juego. No es lo mismo un equipo que empezó jugando con cinco defensores, en un esquema conservador, que otro al que las circunstancias lo llevaron a defender con tres hombres.

Calidad, mejor que cantidad

Cuando apuestes en vivo, en la adrenalina del momento, se te van a presentar oportunidades de hacer apuestas de todo tipo. Hacer muchas apuestas con poco dinero, si bien puede resultar entretenido, tarde o temprano te llevará a sufrir grandes pérdidas. Es mejor esperar dos o tres apuestas perfectas, donde poner todo lo que pensábamos apostar. Y hablando de todo, siempre sirve fijarse límites de apuesta, así no nos dejaremos llevar por el impulso. Los jugadores experimentados primero anotan de cuánto dinero disponen. De ese total, gastan entre un 3 % y un 5 % por apuesta; no importa qué tan tentadora parezca la oportunidad.

Lee blogs y la opinión de expertos

A pesar de que nada reemplaza las percepciones propias, un complemento imprescindible son las columnas de periodistas deportivos. Ya sea por medio de blogs o de videos de Youtube, miles de expertos analizan las estadísticas de cada equipo: cuántos goles convirtieron, cuántos recibieron, cuál es su historial de enfrentamientos, cómo les fue en sus últimos partidos, etc. Cuanto más enterado estés de sus opiniones, mejor apostador te volverás.

Analiza el momento que pasan los equipos

El equipo defensor del título siempre será favorito, al menos al comienzo del torneo. Saberlo es fundamental a la hora de hacer una apuesta. Después, tendrás que seguir de cerca la evolución de ese equipo para saber si las expectativas coinciden con la realidad. En cambio, el equipo que acaba de ascender, sobre todo cuando juegue de visitante, tendrá todas las de perder. Por supuesto, las circunstancias podrían hacer que escale posiciones a lo largo del torneo y pase a ser el favorito de la noche a la mañana. En las apuestas en vivo, el momento es aun más importante, ya que podremos apostar contra determinado equipo. Por ejemplo, anticiparnos a un bajón en el rendimiento del favorito después de una lesión que margine a su figura, o un gol en contra en los primeros minutos del partido.
Categorías: Consejos de casino
El peligroso juego de ... Juegos de tragamonedas y ...